Analíticas para el ronquido

roncar analiticaHasta el momento, la prueba óptima para la evaluación de los trastornos respiratorios del sueño es la polisomnografía (PSG). Mediante ella, se pueden definir los eventos respiratorios que acontecen en una noche, cuantificarlos y así asignar un diagnóstico. No obstante debido a los altos costes de la PSG, la limitación en el número de equipos, lista de espera, etc se han buscado otras alternativas al diagnóstico.

Recientes investigaciones indican la posibilidad futura de diagnosticar o al menos sospechar la existencia de un Síndrome de Apnea Obstructiva del sueño (SAOS) mediante analíticas de sangre. Se basan en la idea de que los repetidos descensos de la concentración de oxígeno en sangre evocan una serie de reacciones neuroendocrinas y tisulares que hacen aumentar el nivel de ciertas sustancias pro-inflamatorias en las personas que padecen SAOS.
Los niveles plasmáticos matutinos de sustancias como la Proteina C Reactiva, Interleukina-6, TNF-α o moléculas de adhesión se han visto alteradas en estos pacientes. Además, estudios recientes en niños con y sin SAOS han revelado una relación entre los niveles elevados de TNF-α en sangre por la mañana y esta enfermedad. Estos niveles igualmente son más altos en los niños en los que el SAOS es de mayor gravedad, demostrándose además que los niveles descienden tras el tratamiento adecuado.
Todo esto tiene 2 interpretaciones:
Por una lado, en el SAOS se produce una alteración sistémica que origina un status inflamatorio generalizado. Estos fenómenos podrían explicar entre otras, las alteraciones cardiovasculares del SAOS.
Por otro lado, se vislumbra la posibilidad de acercarse a la sospecha o diagnóstico del SAOS mediante métodos alternativos a la PSG. Sin embargo, a día de hoy ésta última es la prueba óptima para el diagnóstico, que no puede ser sustituida por pruebas bioquímicas. Puede que en un futuro tengamos más opciones…

Interesante, no??