Ortodoncia y ronquido

Muchos pacientes preguntan extrañados qué relación hay entre el ronquido, y el uso de aparatos ortodónticos para su tratamiento en los niños.
Bien, pues el ronquido infantil se asocia a malformaciones orocraneofaciales, de forma que en ocasiones es causa y en ocasiones es consecuencia. Así, sabemos bien que ciertas malformaciones o configuraciones orofaciales predisponen a roncar debido a que conllevan una estrechez en los espacios de la faringe. Y por otro lado sabemos que el ronquido, producido por dificultad ventilatoria nasal lleva asociado alteración en el crecimiento de los huesos de la cara.Así, cuando exploramos en la clínica a niños que roncan, es muy frecuente observar en ellos alteraciones del maxilar, mandíbula, y con ello cambios en la alineación dental y maloclusión. Es típico observar un paladar alto y estrecho, un apiñamiento de los dientes, una mordida cruzada, etc.
El tratamiento integral de los niños que además de roncar presenten estas anomalías consistirá por un lado en el tratamiento de la obstrucción, que muchas veces se debe a una hiperplasia de vegetaciones y amígdalas, y por otro lado, al tratamiento ortodóntico que persiga el ensanchamiento maxilar así como la buena alineación y oclusión dental. Recientes estudios (Guilleminault et al, 2010) han puesto evidencia, que cuando el ronquido se asocia a estas dos causas, es preciso actuar sobre ambas para poder ser eficaz.

Por este motivo, volvemos a recalcar que el tratamiento del ronquido de nuevo precisa de un equipo integral.Esperemos que os haya interesado!