Ronquido, apneas y accidentes de tráfico

index_2_clip_image002_0000Como ya hemos hablado en anteriores entradas, los problemas respiratorios del sueño conllevan trastornos de la arquitectura del mismo, con lo que éste no llega a ser reparador. La consecuencia principal de ello, es que quien lo sufre se despierta con sensación de no haber descansado, sufriendo excesiva somnolencia durante el día. El exceso de somnolencia dificulta la concentración, la memoria y la realización de actividades intelectuales. La relación entre el Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño (SAOS) y la incidencia de accidentes de tráfico ha sido estudiada en diversas ocasiones, demostrándose que el SAOS parece multiplicar el riesgo de tener un accidente de tráfico entre 2 y 7 veces. Parece ser que las personas que sufren SAOS presentan mayor dificultad en el seguimiento de trayectorias así como tiempos de reacción alargados.

La buena noticia de todo esto es que se ha demostrado que el tratamiento con CPAP se disminuye este riesgo de accidentes.
El conductor somnoliento, debería consultar a su médico, pues esta somnolencia podría ser el primer síntoma de alarma para diagnosticar el SAOS. Un tratamiento adecuado de este problema, puede evitar muchos problemas mayores.

Hasta la próxima!!